Google+

14 Formas de Animar a tu Pastor

2

julio 15, 2010 por AmistadCuauti


14 Formas de Animar a tu Pastor

Un pastor es uno de los cinco ministerios dados a la Iglesia. Si, ser pastor es un don, y, un pastor sabe que es un don para bendecir a la Iglesia. El término pastor significa el que guía y cuida una manada.
Es un privilegio servir como pastor, es una bendición muy grande; pero a veces los pastores tienden a ser malentendidos por la gente de la iglesia. A pesar de tantas horas invertidas, el pago es mínimo, y las críticas considerables y constantes.
A pesar de la alegría de servir a Dios, la decepción y el desánimo afligen y mucho, hasta al mejor de los pastores. Aquí tenemos 14 maneras para bendecir la vida de tu pastor y, verás que puede mejorar en sus habilidades ministeriales y tú puedas recibir más bendición.

1. Arremángate la camisa y forma parte del equipo. Asiste fielmente a la iglesia y demuestra que quieres ser parte del servicio. Esto bendecirá tu vida y traerá mucho ánimo a tu pastor. Busca oportunidades para usar tus dones y talentos para la obra de Cristo. Conviértete en un ganador de almas. La gente que está alrededor de nosotros se está perdiendo en el pecado, están muriendo e irán al infierno. Díles lo que Cristo hizo por ti y lo que puede hacer por ellos. Santiago 5:19-20 NVI
(19) Hermanos míos, si alguno de ustedes se extravía de la verdad, y otro lo hace volver a ella,
(20) recuerden que quien hace volver a un pecador de su extravío, lo salvará de la muerte y cubrirá muchísimos pecados.

2. Sé sensible y abierto a la Palabra de Dios. Muéstrale que estás oyendo, que escuchas la Palabra de Dios. Puedes decir AMEN, por ejemplo. Tal vez obtengas predicaciones más cortas y, hay una razón para esto: Cuando uno está predicando y no hay respuesta a lo que se está diciendo uno como predicador piensa que no le están escuchando, de ahí el alargamiento de muchas prédicas.

3. Sométete al liderazgo de tu pastor. La Biblia tiene un énfasis especial en que nos sometamos a nuestras autoridades.
Hebreos 13:17 NVI
(17) Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no les trae ningún provecho.
Hebreos 13:7 NVI
(7) Acuérdense de sus dirigentes, que les comunicaron la palabra de Dios. Consideren cuál fue el resultado de su estilo de vida, e imiten su fe.

4.Trátalo con respeto. Con mucho respeto, más que a cualquier tipo de autoridad. Algunos congregantes piensan que es su empleado y no su líder espiritual. Un pastor es un hombre de Dios, que te ayudará a ti y a tu familia para guiarte, por lo tanto necesita nuestro amor y respeto. Manifiesta respeto a su autoridad, no le hables en primera persona.
1 Tesalonicenses 5:12-13 NVI
(12) Hermanos, les pedimos que sean considerados con los que trabajan arduamente entre ustedes, y los guían y amonestan en el Señor.
(13) Ténganlos en alta estima, y ámenlos por el trabajo que hacen. Vivan en paz unos con otros.

5. Ora, ora, ora por tu pastor. Todos recibimos oposición del mundo, del diablo; pero los pastores también reciben oposición de gente de la iglesia. Pregúntate: ¿Soy un opositor más de mi pastor?
2 Tesalonicenses 3:1-2 NVI
(1) Por último, hermanos, oren por nosotros para que el mensaje del Señor se difunda rápidamente y se le reciba con honor, tal como sucedió entre ustedes.
(2) Oren además para que seamos librados de personas perversas y malvadas, porque no todos tienen fe.

6. Comprométete con él a estar en los tiempos difíciles. Se un verdadero amigo, no sólo un “congregante”. Un verdadero amigo está contigo en todo momento, no importa lo que venga. Estará contigo en medio de las circunstancias difíciles de la vida, no te olvida cuando otros te abandonan, te cuida, te ayuda, te perdona y te alienta a seguir cuando caes.

7. No esperes que tu pastor haga las cosas como otros pastores. Confía en Dios que le permitirá hacer un ministerio relevante. Deja que tu pastor sea él mismo. No todos los pastores son iguales, no pienses que tu pastor será el clon del predicador de moda o del más “ungido”.

8. Sé paciente y entiéndelo. Entiende que tiene familia, esposa e hijos. Que tiene que ver por el cuidado de ellos. No esperes que el pastor sea perfecto, también es humano. Un hombre de Dios enfrenta los mismos problemas que todos tenemos. Tampoco esperes que la esposa del pastor sea como la hermanita tal del ministerio tal o esposa del pastor tal. Sólo ámales y deja que encuentren su lugar en el ministerio que Dios les ha dado.

9. Apóyalo económicamente. Si el pastor no puede proveer para su familia, buscará otros medios para sustentarle, lo que traerá como consecuencia distracciones. ¿Sabes cuántos libros debe leer? ¿Sabes cuánto debe invertir para estar preparado? ¿Sabes cuánto gasta en su transporte? ¿Sabes cómo es que viste?
1 Timoteo 5:17-18 NVI
(17) Los ancianos que dirigen bien los asuntos de la iglesia son dignos de doble honor,* especialmente los que dedican sus esfuerzos a la predicación y a la enseñanza.
(18) Pues la Escritura dice: “No le pongas bozal al buey que trilla”,* y “El trabajador merece que se le pague su salario”.*

10. Dale el beneficio de la duda. Apoya a tu pastor aun cuando él no te explique qué hace y cómo lo hace. Muchas veces, para guardar la privacidad de otros se deben guardar muchos detalles, muchas veces el pastor deberá guardar silencio con respecto a temas y personas, que terminan por ser sensibles. Si tomó alguna decisión apóyale, por muy difícil que esta sea de aceptar o entender. Evita la crítica que normalmente muchos hacen en estas circunstancias.

11. Evita las murmuraciones y las críticas por la espalda de tu pastor. Los pastores y las figuras públicas, son sujetos de críticas incesantes. Si existe un motivo legítimo debes hablar directamente con él; pero no a sus espaldas, eso no ayuda. Esto puede causar mucho daño, pues las críticas se extienden alrededor contaminando a la Iglesia y, por ende, al Señor.

12. Quita el chisme y las “habladas”. No hables en contra nada más porque sí, tampoco escuches chismes. Si escucha comentarios negativos, responde con uno positivo o aléjate de ahí. La información corre por todos lados, procura que sea una correcta información.
1 Timoteo 5:19 NVI
(19) No admitas ninguna acusación contra un anciano, a no ser que esté respaldada por dos o tres testigos.

13. Busca oportunidades para animarle. Cuando has recibido su ayuda díselo. Di cosas que edifiquen. Tu pastor será más efectivo cuando sepa que ha sido un instrumento de Dios para tu vida y/o familia. El reconocimiento de esto no tiene costo pero ayuda mucho. Esto te puede servir en tu casa y tu familia también. No es necesario que le des regalos en su cumpleaños; pero hace muy bien que le expreses tu amor y cariño. Eso anima.

14. Enfócate en JESÚS. Nuestro gran ejemplo es Jesús… para amar, perdonar y traer las almas al Reino de Dios. No quieras irte de la iglesia por chismes, cuestiones sin sentido, ofensas o cosas así. Mantén tu enfoque en Jesús, porque de eso se trata la Iglesia… de JESÚS.

About these ads

2 pensamientos en “14 Formas de Animar a tu Pastor

  1. Muchas gracias por la manera que enumeras estos puntos. Dios te bendiga.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Amigos En Línea

Clicks amigos

  • 748,917 visitas

Software Bíblico

Licencia CopyCristian

Licensed by Copycristian

Nuestras Fotos

Jabes - reunión de Jóvenes

Jabes - reunión de Jóvenes

2014

2014

2014

2014

Más fotos
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 426 seguidores

%d personas les gusta esto: