¿Por qué queremos limitar al Ilimitado?


Podemos ver muchos ejemplos a través de la Biblia de cómo los hombres y mujeres limitan a Dios. 1 Corintios 10:12; Salmos 78. Dios ha puesto recursos ilimitados a nuestra disposición.

Por lo tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer. (1Co 10:12 NVI)

La Biblia dice que lo que se escribió en el Antiguo testamento es para nuestro ejemplo y para que aprendamos.

De hecho, todo lo que se escribió en el pasado se escribió para enseñarnos, a fin de que, alentados por las Escrituras, perseveremos en mantener nuestra esperanza. (Rom 15:4 NVI)

Por eso podemos entender que así como el pueblo de Israel estuvo en el desierto y falló, se convierte en una advertencia para nuestras vidas. ¿Por qué tardaron cuarenta años en el desierto? ¿Acaso Dios no podía llevarlos en menos tiempo? ¡Claro que Dios podía; pero no quiso. ¿Por qué? Porque Dios actúa de acuerdo a cómo reacciona el hombre. Llámalo causalidad si quieres (Ley de Causa y efecto); pero así Dios gobierna al hombre. Digamos que respeta el libre albedrío y muchos limitan a Dios con sus decisiones erróneas, con su pecado.

El propósito de Dios era sacar a su pueblo de Egipto y llevarlo a la Tierra Prometida.

A causa de los israelitas Dios limitó ese proceso. ¿Estás limitando tu proceso?

Escuché a un predicador decir que tu desierto va a ser tan grande como lo sea tu orgullo.

Hay muchos que son cristianos; pero están en el desierto. Si, como el pueblo de Israel, salieron de la esclavitud de Egipto; pero se quedaron en el desierto por cuarenta años. Muchos cristianos eligen estar en el desierto. Piensan que después de estar convertidos lo que tienen que hacer es portarse bien, ser buenos muchachos o muchachas; pero están en el desierto y muchas veces queriendo regresar a Egipto.

Hay que ir a Canaán (La Tierra Prometida), hay que entrar y poseerla porque ahí nos quiere Dios.

Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! (2Co 5:17 NVI)

Estar en el desierto implica que estás limitando a Dios con tus actitudes, quejas y rumores. Él no actúa porque te respeta, aunque en el fondo quiera bendecirte, tú detienes la bendición de Dios para tu vida.

La Palabra de Dios dice esto:

Por eso, de la manera que recibieron a Cristo Jesús como Señor, vivan ahora en él, (Col 2:6 NVI)

Hay que vivir en Cristo. ¿Cómo te imaginas viviendo en Cristo? Jesús dijo que Él es el Camino. Entonces me imagino caminando, moviéndome, no estático. No hay opción para un cristiano, debo ser puro y santo.

El Señor nuestro Dios nos mandó temerle y obedecer estos preceptos, para que siempre nos vaya bien y sigamos con vida. Y así ha sido hasta hoy. (Deu 6:24 NVI)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s