Alas Rotas


Espero al Señor, lo espero con toda el *alma; en su palabra he puesto mi esperanza. Espero al Señor con toda el alma, más que los centinelas la mañana. Como esperan los centinelas la mañana.
(Salmo 130:5-6 NVI)

Muchas veces los cristianos pasamos por tiempos de crisis o contrarios. Me refiero a tiempos terribles donde parece que tu vida está nulificada y que eres presa de las circunstancias.

Es como el apóstol Pablo. Un gran hombre de Dios, un apóstol de Jesucristo y con gran autoridad en la Iglesia. Sin embargo, estuvo preso por el evangelio, por el Señor. Algo terrible, nada agradable, lo llevaron a prisión injustamente. Le quisieron cortar las alas, físicamente si lo hicieron.

Las águilas con las alas rotas no vuelan, están impedidas, pueden ver el horizonte, están enfermas. Pueden ver a lo lejos; pero no pueden volar, no pueden alcanzar su objetivo.

Pablo podía ver hacia fuera por las ventanas, recibir información de afuera; pero seguía encerrado. No puede alcanzar nada de lo que está afuera. Tal vez podía caminar ligeramente en el cuarto donde estaba, podría enviar una carta a las iglesias y hermanos en Cristo. Pero está encerrado.

Creo que Pablo oraba por su libertad, así como lo dice este Salmo.

Veo a muchas personas que se enojan con Dios porque las cosas no les van bien en la vida. Necesitan orar personalmente a Dios y buscarle. Sin embargo, están en esa área gris de la vida cuando las cosas no funcionan como se esperan, parece que nada está claro y que las posibilidades de una intervención divina son escasas. Se trata de entrar a la presencia de Dios, de orar, de hablar.

Pablo hubo de enfrentar acusaciones injustas cuando enfrentó a sus acusadores que lo odiaban por el hecho de ser cristiano y predicar a Cristo.

¿Cómo enfrentó Pablo a estas personas?

Llegado, pues, Festo a la provincia, subió de Cesarea a Jerusalén tres días después.
Y los principales sacerdotes y los más influyentes de los judíos se presentaron ante él contra Pablo, y le rogaron, pidiendo contra él, como gracia, que le hiciese traer a Jerusalén; preparando ellos una celada para matarle en el camino.
Pero Festo respondió que Pablo estaba custodiado en Cesarea, adonde él mismo partiría en breve.
Los que de vosotros puedan, dijo, desciendan conmigo, y si hay algún crimen en este hombre, acúsenle.
Y deteniéndose entre ellos no más de ocho o diez días, venido a Cesarea, al siguiente día se sentó en el tribunal, y mandó que fuese traído Pablo.
Cuando éste llegó, lo rodearon los judíos que habían venido de Jerusalén, presentando contra él muchas y graves acusaciones, las cuales no podían probar;
alegando Pablo en su defensa: Ni contra la ley de los judíos, ni contra el templo, ni contra César he pecado en nada. (Hechos 25:1-8 RV1960)

Podemos ver que Pablo había enfrentado más de dos años de acusaciones vemos que la gente seguía presionándolo y acusándolo sin probarle nada. Habiendo tantas cosas que podrían hablar con el nuevo gobernador romano ¿Por qué el caso de Pablo? ¿Es que acaso Pablo es un gran tema?

¿Cuánto tiempo tardas con las ofensas en tu vida? ¿Cómo resuelves tus problemas con los demás? En México decimos coloquialmente “Necesito comerme un pollito contigo” cuando se trata de enfrentar los problemas de relación con otras personas. ¿Cómo los enfrentas tú? ¿No los enfrentas y mejor los evades? ¿Es posible que podamos limpiar y sanar las ofensas que nos han hecho en tanto tiempo? ¿Qué de la reconciliación? ¿Sabes confrontar tus problemas de relación con otras personas?

¿Cómo reaccionas cuando otros te ofenden y te quieren humillar?

¿Cómo cuidas la relación que llevas con otras personas? ¿Estás esperando a desquitarte porque te han agraviado? ¿Qué tipo de ofensas personales son las que más daño te han hecho? ¿Has pensado en reconciliarte con las personas que te han ofendido?

El camino fácil es odiar; pero se trata de vivir sin alas rotas.

Debieras hacer un inventario de las ofensas que no has perdonado, de las maldiciones de las que hiciste eco. Este será tu primer paso hacia la reconciliación.

Oración:

Señor, enséñanos a confrontar adecuadamente las ofensas y a perdonar. Libéranos de esas áreas problemáticas de nuestra vida. Que la ira no nos destruya Señor, sánanos. Que no vivamos en tensión porque no hemos resuelto nuestros problemas de relación. Ayúdame Señor a confrontar sanamente mis diferencias con los demás.

Anuncios

Un comentario en “Alas Rotas

  1. A propósito del gran Pablo, la receta para todo y para todos:

    EL AMOR:

    “Si yo hablo en lenguas de hombres y de Ángeles, pero no tengo Amor no soy mas que un tambor que resuena o un platillo que hace ruido. Si comunico mensajes recibidos de Dios, y conozco todas las cosas secretas, y tengo toda clase de conocimientos, y tengo toda la fe necesaria para quitar los cerros de su lugar, pero no tengo Amor, no soy nada.

    Si reparto todo lo que tengo, y si entrego hasta mi propio cuerpo para ser quemado, pero no tengo Amor de nada me sirve. El que tiene Amor, tiene paciencia, es bondadoso y no envidioso; no es presumido ni orgulloso. No es grosero ni egoísta, no se enoja ni es rencoroso. No se alegra del pecado del otro, sino de la verdad. Todo lo soporta con confianza, esperanza y paciencia.

    El Amor nunca muere. Vendrá el tiempo en que ya no se tendrá que comunicar mensajes recibidos ni se necesitara el conocimiento. Pues conocemos solamente en parte, y en parte comunicamos el mensaje divino; pero cuando conozcamos en forma completa, lo que es en parte desaparecerá.

    Cuando yo era niño, hablaba, pensaba y razonaba como niño, pero cuando ya fui un hombre deje atrás las cosas de niños. De la misma manera, ahora vemos las cosas en una forma confusa, como reflejos borrosos en un espejo; pero entonces las veremos con toda claridad.

    Ahora solamente conozco en parte, pero entonces voy a conocer completamente, como Dios me conoce a mi. Asi pues, la Fe, la Esperanza y el Amor duran para siempre; pero el mayor de estos tres es el Amor.”
    ______________________

    San Pablo, Primera carta a los Corintios, capitulo 13.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s