Creciendo para madurar


Dios espera que crezcas

Little_Feet_Walking_361x282

1 Juan 2:12-14 (RVC)

12 Les escribo a ustedes, hijitos, porque sus pecados les han sido perdonados por su nombre. 13 Les escribo a ustedes, padres, porque han conocido al que es desde el principio. Les escribo a ustedes, jóvenes, porque han vencido al maligno. Les escribo a ustedes, hijitos, porque han conocido al Padre. 14 Les he escrito a ustedes, padres, porque han conocido al que es desde el principio. Les he escrito a ustedes, jóvenes, porque son fuertes, y la palabra de Dios permanece en ustedes, y han vencido al maligno.

Los seres humanos empezamos la vida muy pequeños. Un bebé al nacer llega a una familia y todo mundo se congratula por ello. Es una gran alegría cuando un niño nace. He oído decir a mamás decir que desean tener a sus hijos siempre como bebés; pero sabemos que eso no se va a dar, es contra la naturaleza que Dios ha creado. Todo mundo espera que un bebé crezca, que se haga niño, joven y adulto, que tenga un futuro. Así se espera de los cristianos que recién se han convertido, que crezcan, que maduren. Así se espera de ti, no es válido quedarse como un “Chabelo” espiritual.
Los cristianos, cuando son perdonados por Dios, nacen de nuevo. El nuevo nacimiento te hace partícipe de la familia de Dios y Él viene a ser tu Padre. Al ser perdonado conoces a tu Padre celestial. Se espera que crezcas, que seas fuerte, que permanezcas en la Palabra de Dios.
Un cristiano verdadero conoce a Dios y se mantiene fiel a Él y aprende a obtener madurez. La madurez comienza cuando Dios te perdona. Ese perdón abre la puerta a Dios, por lo tanto, debes mantenerte en el perdón. Dios quita los pecados y se los lleva lejos, olvidándose de tu pasado. Por ello, debes permanecer creyendo en Jesús para experimentar el perdón de Dios constantemente y aplicar el perdón hacia las personas que te rodean. Al leer la Biblia, entenderás que Dios está contigo y podrás enfrentar las circunstancias por muy difíciles que éstas sean. No estás solo, Dios no quiere que estés solo.
Necesitas dar pasos de madurez, aprende a vencer, las victorias constantes sobre el pecado te harán una persona madura, un creyente fiel. Si, evita las quejas en tu vida, no pongas excusas para todo y hazte a un lado del camino de los malvados. Sé fuerte. Reprodúcete. Uns er maduro tiene la capacidad de reproducirse.
No te rindas, no te des por vencido cuando las situaciones de la vida se hacen presentes. No dejes de avanzar, sigue, que tu relación con Dios te permita conocerle más a Él.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s